Bienvenid@ a nuestro Blog

BIENVENID@ A NUESTRO BLOG

Estás en el Aula Alpha de TEMPLE INANNA - ESCUELA COSMOSÓPHICA. En este Blog sobre El Ser Cósmico, podrás meditar y estudiar Todo el material del que nuestra Escuela dispone y que ha sido canalizado desde el Corazón, para ser entregado a quien resuene con esta información.

Nuestra recomendación es: Cierra los ojos, abre la puerta de tu corazón, deja que tu alma vibre y sumérgete en esos Mundos en los que el Espíritu logra expresarse, tal cual es.

Siente y vive con nosotros el TODO.

6ª TAREA DEL SER CÓSMICO - Gran Portal de la Infinitud 888

YO SOY CREADORA, TÚ ERES CREADOR, NOSOTROS CREAMOS


Técnica Facilitada por:
INANNA Escuela Cosmosóphica

GRAN PORTAL DE LA INFINITUD 888 – Inspiración – Creación - Vida

Las probabilidades son realidades tangibles para el nuevo Espíritu. Cuando estamos preparados para desarrollar, vivenciar y sostener la responsabilidad que representa ejercer de aquello para lo que fuimos creados, la propia experiencia nos regala oportunidades mágicas que van a alimentar esta faceta que para una mayoría de nosotros, es desconocida, pues hasta ahora, el ejercicio de cocreación de la realidad se ha efectuado de forma inconsciente y de acuerdo a nuestro Plan Personal de Vida, con la finalidad de dotar nuestro Camino del equilibrio y la coherencia necesaria. Mientras hacemos Camino de Vida, resolvemos Causa-Efecto kármico y al mismo tiempo sembramos con nuestro esfuerzo resolutivo, lo que recogeremos en un futuro. Los frutos de la siembra son invisibles al ojo humano, pero no al tercer ojo, al de la intuición, la percepción y la clarividencia. Sabemos que toda experiencia, sea de la índole que sea, es lo mejor para nuestro aprendizaje. La lectura de un duro suceso es: ¿Qué estoy aprendiendo de esto…? Sólo así desde la reflexión consciente, damos el salto cuántico necesario para abrir la Puerta de Realidades que permanecen ocultas y que nuestro Ser ha Creado para ser recogidas y materializadas en el momento preciso, ese en el que la sincronicidad actúa, manifestándose como una oportunidad de vivir en aquello que jamás antes se habitó. Es entonces cuando nuestra capacidad co-creadora nos envuelve, abandonamos el personaje y de repente nos sabemos habitando en una fuerza original que tiene la consigna de diseñar aquello que es mejor para uno y para todos. Ahí comienza nuestra experiencia transpersonal más rica y llena de misterio que existe. Lo oculto, sagrado, esotérico o démosle el nombre que queramos, deja de serlo, los parámetros que definen las fuerzas de creación del Principio Femenino y del Principio Masculino, así como los impulsos o voluntad del Espíritu para iniciar el movimiento en un sólido manantial prístino, se convierten en algo categórico. El Principio Femenino emerge como individualidad sólida, palpable y divina y el Principio Masculino hace lo propio, consolidando su energía tangible a la par de la de su opuesto. Ambos resuenan y en perfecta comunión, por vez primera se fusionan, creando el Principio Único.
Sintamos esta experiencia como el paso previo a experiencias futuras que en poco podrán asimilarse a las pasadas, en cuanto a su configuración cuántica.
El Universo nos ofrece la oportunidad de cruzar el Gran Portal de la Infinitud del 888, con el objetivo de consolidar el Espíritu del Principio Único, recién nacido y aprender a sentir la INSPIRACIÓN – CREACIÓN Y VIDA que emerge de la Voluntad Creadora del Ser. El Cielo ya está en la Tierra…
(pequeña pausa)
Comenzamos…
Respiro profundamente, lenta y sincrónicamente. Relajo el cuerpo y concentro toda mi atención en la respiración. Siento la sístole y la diástole, dentro – fuera, dentro – fuera, dentro-fuera. Inspiro… e inspirando… me inspiro. El aire penetra en todas mis células, las regenera, las nutre. Sigo respirando… siento como creo y al tiempo creamos, somos creadores. Lentamente exhalo y exhalando siento en profundidad la Vida de todo lo creado. Me siento vivo en este AHORA eterno.
Siento mi Espíritu latiendo en mi interior, con la voluntad de continuar inspirando, creando y viviendo. Continúo lenta y profundamente respirando. Inspiro…, me inspiro…, creo…, creamos… y exhalo…, viviendo la Vida de la realidad en la que emerge mi Espíritu.
Permanezco respirando y sintiendo la INSPIRACIÓN, LA CREACIÓN Y LA VIDA como un proceso sin principio ni fin... El Cielo está en la Tierra… Lo sé, lo siento…
(pausa)
Me encuentro suspendido en la NADA, no puedo saber que hay arriba o abajo, o bien donde se encuentra lo interior o lo exterior, tampoco puedo distinguir izquierda de derecha. Estoy en la NADA, en el más absoluto VACÍO… No hay dirección, ni centro, ni nada que me sirva de referencia para poder distinguirme, verme, saberme, sentirme. Siquiera puedo saber si estos pensamientos son propios o ajenos. La oscuridad es absoluta. El silencio es sepulcral. La quietud, inquietante. No hay NADA, sólo vacío.
(pequeña pausa)
No se percibe movimiento, todo es estático, inalterable, no se percibe la acción. Al hacerme consciente de ello, algo en mí reclama movimiento. Reclamo consciencia, reclamo luz. Tan pronto aparece este sentimiento, sin más, proyecto con toda mi voluntad de ser y existir, un poderoso haz. Partiendo de un punto, el haz define el arriba-abajo, delante-destrás, derecha-izquierda. Las seis direcciones se acaban de definir. A mayor voluntad y poder de mi Espíritu, mayor fuerza, longitud de onda y resonancia de cada haz. Siento a las seis direcciones cruzar a través de mí.
Permanezco e inspiro, me inspiro, creo, creamos, exhalo y repito…
(pausa)
Creo la unión de cada uno de los puntos finitos que el haz de cada dirección marca. Trazando conexiones primero hacia arriba, donde se crea una gran pirámide y lo mismo hacia abajo, donde se crea una pirámide invertida, simétrica a la primera. La completitud de ambas pirámides forman un octaedro. Siento como paso a paso estoy creando un gran campo de energía a mí alrededor.
Sigo proyectando a través de la Geometría Sagrada, el Principio Masculino está diseñando desde la Nada. El Principio Femenino entrega su útero para la creación. Estamos creando vida.
Impulso al octaedro para que dé un giro completo en la dirección de cada uno de sus vértices, observo que con cada giro que describo, estoy trazando los parámetros de una esfera perfecta.
La esfera está hecha, en ella se manifestará toda la fuerza y voluntad creadora del Principio Femenino, creando, viviendo y existiendo dentro de este Mundo Finito. Manifestando en todo momento TODO de sí. El Principio Femenino se muestra. Puede sentir el espacio y sus límites. Una bella presencia, viva esencia de todos los tiempos y edades, razas, culturas y credos, se manifiesta. Sentimos en nuestro interior la fuerza de nuestro hemisferio derecho. Lo intangible, irracional, lo oculto, lo transpersonal, está tomando su espacio. La percepción, la clarividencia, la intuición y todos nuestros sentidos se amplían de forma clara y precisa. Podemos sentir nuestro Cielo interior.
-          Ssshhh , el Cielo está hablando:
-          Yo Soy Creadora. Soy esas Aguas claras y esa Tierra fértil que se inunda a la espera de abrazar Semillas eternas que Tú me entregarás.
-          Yo Soy Creadora. Creadora de formas de Conciencia, con paganas creencias que fluyen por ritmos imperecederos de mi propio caminar.
-          Yo Soy Creadora. Creadora y Sabia, en ocasiones todavía muy flaca, en otras, llena del placer de profundas experiencias arcaicas, nobles todas ellas, ninguna que me haya hecho enloquecer.
-          Soy Creadora, de fuerzas, oleajes y tempestades, de originales y excéntricos bailes, que siquiera  Tú puedes comprender.
-          Soy Creadora, de ritos y mitos ancestrales, de motivos y episodios espectaculares, que Hoy y siempre te daré a conocer.
-          Soy Creadora, para ser contigo única y exclusiva. Para contigo expresar una intensa danza de vida. Para contigo emerger desde una oscura noche fría y alcanzar ese amanecer donde solos tú y yo podemos crear vida.
-          Soy Creadora, Soy Bruja, Diosa, Chamana y Amazona y todo lo que me proponga Ser.
Un nuevo silencio, lo invade TODO, el Principio Femenino se muestra tal cual es…
El Cielo está en la Tierra…
Permanezco e inspiro, me inspiro, creo, creamos, exhalo y repito…
(pausa)
Impulso de nuevo el octaedro en las seis direcciones, describiendo una nueva esfera. Es idéntica a la anterior, es perfecta. Tal y como la segunda esfera se crea, el Principio Masculino transfiere todo su Ser en ese espacio limitado en el que manifestarse.
El hemisferio izquierdo se reactiva, una poderosa fuente de datos, signos, números y fuerzas de orden se ejecutan, como columnas inacabables de características, que en su momento tendrán su razón de existir. La fuerza de la voluntad del Principio Masculino se está manifestando en esta segunda esfera. La acción toma forma, los algoritmos son vertidos y las fuentes concretas de radiación, puestas al servicio de la razón. Una hermosa presencia masculina se presenta, viva esencia de todos los tiempos y edades, razas, culturas y credos.
-          Sssshhhh, el Cielo quiere decir algo:
-          Yo Soy Creador. Soy quien ideo, diseño y moldeo la Semilla del Amor.
-           Yo Soy Creador. Creador de múltiples procesos, de interminables proyectos, de interesantes inventos. Soy también descubridor, pues Yo Soy Creador de todo aquello que ambos en su momento precisaremos para verter la magia de nuestro Amor.
-          Yo Soy Creador, porque soy la acción. Soy soldado cuando lucho y conquisto. Soy director cuando gestiono, ordeno y administro. Soy Maestro y Científico cuando me instruyo, instruyo, pienso, deduzco e investigo. Soy Creador, pues Soy Arquitecto y Constructor.
Un nuevo silencio, lo invade TODO, el Principio Masculino se muestra tal cual es…
El Cielo está en la Tierra…
Permanezco e inspiro, me inspiro, creo, creamos, exhalo y repito…
(pausa)
-          Estás ahí…? – le pregunto al silencio de la mañana que siempre me espera.
-          Si, lo estoy – me contesta.
-          Tengo que confesarte que la Tierra ya está lista para acoger la Semilla.
-          Pues tómala, acógela en tu seno, sólo ahí crecerá y se desarrollará.
Es entonces cuando ambas esferas se unen creando un cuerpo intermedio perfecto, que contendrá lo mejor de ambos.
De nuevo, un silencio sepulcral lo invade Todo. La Vida está emergiendo. El Principio único Creando. La Luz del Universo, palpitando.
(pausa)
Una realidad oculta está tomando cuerpo. El deseo del Principio Único, está siendo materializado. Las experiencias ocultas que se han mantenido vivas en la esfera de ella, sin haber podido ver nunca la luz, son activadas por la unión. El intenso encuentro, la fusión de ambos Principios, la intención y el deseo de ver cumplida una probabilidad de vida superior, son el efecto que va a ser vivido por el Principio Único Creador.
La inspiración ha provocado la creación y la creación ha traído consigo la Vida.
Expando la Vida, tan pronto como siento que mi Voluntad, se encamina hacia el lugar que siempre elegí. No tengo ninguna duda, así desde la certeza, la Voluntad crece en mí. Crece abandonando a aquel niño pequeño en el que siempre creyó. Gracias a ello y a un tesón de hierro, existe Vida…
El Principio Único está latente en mi interior, soy vivo reflejo de lo superior. El Cielo está en la Tierra. Entre la Tierra y el Cielo no existe separación. Cuando el Cielo habla, yo enmudezco y juntos emprendemos nuestra verdadera labor: Vivir Sabiendo, Vivir Creando, Vivir Existiendo. Eso es Todo.
(pausa)
De repente en ese perfecto estado, alcanzo a obtener un mensaje. Presto toda mi atención:
Siento bajo mis pies, la tierra que por eones amé. Siento en cada respiración el aire impoluto de una brisa que acompaña con dulces notas, mi única canción. Siento en las profundidades de mi alma, un mar de irisados colores que dan vida a los tonos más increíbles, con los que la llama del fuego de mi corazón, pinta el Cielo que por siempre existió.
El cuadro de mi obra está acabado, brilla por siempre en un espacio infinito de odas, en un tiempo indefinido por segundos, en una infinidad de posibilidades que se me otorgan, para que pueda con ellas iniciar una nueva obra.
No dudo, no temo, sólo vivo, existo y creo.
Tal y como expreso estas palabras, una casi imperceptible brisa hace aparición, siento como la inspiración me rodea, el Principio Único se manifiesta en mí. Lo recuerdo Soy Creador. Un pliégalo surgido de la nada, se me entrega en forma de lienzo, para pintar en ese éter primigenio aquello que nunca pude habitar. Cojo el pincel que diseña los caminos por los que transitaré. El gran fuego de mi corazón se aviva de pasión. Estoy enamorado de la vida, mis sentimientos no tiene parangón. El pincel inunda de formas y colores el lienzo, una música suena. Es la música de mi alma, expresando día a día cada una de las notas.
Permanezco, vivo, existo y creo…
(larga pausa)
El decreto del AHORA es firme Yo Soy el Cielo vibrando, caminando y creando en la Tierra. Yo Soy el firme propósito de un Plan de Vida infinito, cuyo finito manifiesto, caminando sin detenerme en la nada, sabiendo que lo soy TODO. Yo Soy Creador.
Con la inmensa gratitud que me aporta la activación del Principio Único en el que habita mi Yo, expreso la intención de resonar en eterno con este instante de mi evolución. Así el Punto Prisma se expande desde mi interior hacia el infinito, abarcando todo lo que existe, existirá y existió. No tiene límites, pues el Prisma dimana mucho más allá de lo que abarco Yo.
Poco a poco, regreso del plano de conciencia en el que me encuentro, trayendo conmigo Todo lo que Soy. Así me anclo a Gaia y vibro con ella al unísono.
Siento como ambos nos nutrimos de un Todo superior y ahí permanezco y siento… siento… siento… mientras poco a poco regreso a esta dimensión…

Texto y Narración a cargo de Núria Gómez y Carmen Millán


TEMPLE INANNA - Aula Alpha